¿De dónde venimos?

Este club deportivo nace a iniciativa de 3 profesores con amplia trayectoria en artes marciales tradicionales japonesas, con ánimo de crear un espacio independiente y adaptado las necesidades de nuestras disciplinas, donde el practicante puede sentirse como en casa.

¿Por qué practicar artes marciales? ¿No es un sistema violento?

Aunque el origen general de las artes marciales son las técnicas de guerra en períodos pasados convulsos, su codificación posterior además de la incorporación de filosofía y un código de conducta lo convierten en algo más que un deporte o un sistema de defensa personal.

¿Es un deporte más?

Aunque cada sistema puede tener (o no) un sistema de competición, al igual que en el resto de facetas de desarrollo marcial, el objetivo es «superarse a uno mismo».

En Japón y en Oriente en general, su filosofía empuja a cada individuo a dar lo mejor de sí mismo, por ello no cabe compararse entre individuos como ocurre en la sociedad occidental. En este dôjo encontrarás profesores comprometidos con esta forma de enseñanza.

En nuestro dôjo caben todas las disciplinas cuya razón de ser sea el desarrollo personal del practicante: salud, defensa personal, desarrollo personal mediante la disciplina mental y la mejora de la autoconfianza.

No tengo experiencia, ¿puedo practicar? 

No es necesaria experiencia para comenzar a practicar, ni ser joven, ni tener cualidades atléticas. Los grupos cuentan con profesores que adaptan la clase a las posibilidades de los practicantes, sin perjuicio de los más avanzados ni de los recién llegados.

 

CONOCE A NUESTROS PROFESORES

Llevo 10 años practicando Kenpo-Kai, propiciado por una lesión grave. Actualmente imparto las clases con cuidado de mis alumnos y con el conocimiento de la biomecánica y actividades físicas que he ido adquiriendo con mis estudios. 

Mantengo toda la parte tradicional del arte marcial y aplico lo mejor del acondicionamiento físico para llevar a los alumnos al mejor nivel física y psicológicamente.


Empecé en el estudio de la espada japonesa en el 2006 y durante este tiempo he seguido estudiando y aprendiendo.

En estos años no solo he dedicado mi tiempo al estudio del sable japonés, he practicado otras disciplinas para así mejorar y entender mejor el kenjutsu, he practicado Boxeo, MMA, jujitsu brasileño, y he practicado otras escuelas de kenjutsu, y sobretodo el estudio del Aikido. Todo esto me ha ayudado a seguir mejorando y a seguir creciendo en mi entrenamiento.

Por que en nuestra escuela lo importante es el correcto control del cuerpo, para poder tener un correcto control de la espada


Comencé la práctica del aikido en 1992 en la Facultad de Psicología, pero será en 1993 cuando conozca al que considero mi Maestro en el Aikido Felipe García uno de los mejores maestros que hay en Madrid y una gran persona, en la actualidad es el Director Técnico de Yamato Buikukai España.
Empecé a dar mis primeras clases en 1999, he complementado mis estudios de Aikido con los de Kejutsu que inicie en el 2010.
Mi objetivo en las clases que imparto, es enseñar y aprender de mis alumnos; conseguir que ellos se sientan bien tanto a nivel físico como mental con el estudio del aikido.